Viernes, 23 de abril de 2010

El 12 de marzo nos dejaba  Miguel  Delibes, uno de los novelistas más destacados de la última mitad del siglo XX. Se trata sin duda de una de las grandes figuras de la literatura española posterior a la Guerra Civil. Nacido en Valladolid (1920), fue reconocido con multitud de galardones y su obra ha tenido tal relevancia que en ocasiones ha sido llevada al cine y al teatro. Fue elegido miembro de la Real Academia desde 1973. Era un gran conocedor del mundo rural y de la fauna y la flora de su entorno geográfico,  aspecto que plasmaría de forma magistral en gran parte de su obra.

El apogeo literario de Delibes como escritor se produce en los años 60. En esta década publica Las ratas, uno de sus grandes libros. Otras obras que marcarán su carrera novelística son La sombra del ciprés es alargada (su primera novela), Mi idolatrado hijo Sisí, La partida, Diario de un cazador, El disputado voto del señor Cayo, El camino, donde narra el proceso que sufre un niño en el descubrimiento de la vida y de la experiencia ante la amenaza de dejar el campo y marchar a la ciudad.

Gran parte de su producción está imbuida de una constante exaltación del mundo rural y sus costumbres, sus obras son un valioso compendio de un entorno natural en el que se insertan los personajes y que constituye el eje de la narrativa de Delibes. Sus novelas se leen con facilidad,  presentan un lenguaje vivo y fluido, lo que confiere al relato un gran dinamismo y hace que los personajes cobren vida propia y expresen a través de sus diálogos una gran lección de sabiduría popular.

A todo ello hay que sumar los numerosos  reconocimientos que tuvo a lo largo de su carrera (Premio Nacional de Narrativa, Premio Quijote de las Letras, Premio Príncipe de Asturias de las Letras, etc).


Luis Ruiz Pérez. Profesor de Lengua del IES "Ciudad de Dalías"
(fragmento de su colaboración en el nº 38 del periódico escolar "Daliito", de inminente aparición)

Publicado por daliito @ 8:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios