Viernes, 05 de diciembre de 2008

¡Cuántos y cuántas personas  han nacido ya bajo su amparo!

 

La historia constitucional española es muy rica, teniendo su principal desarrollo durante el siglo XIX y el primer tercio del XX. Desde aquel diecinueve de marzo de 1812, cuando las Cortes reunidas en Cádiz y ante la ausencia obligada del Rey Fernando VII, dieron a España la primera Constitución Liberal, a la que el pueblo irónicamente bautizará como “La Pepa”, han sido muchas las Constituciones, Cartas y Estatutos Reales los que se han ido sucediendo, pero siempre dominadas por la ideología del grupo  en el poder, de ahí que cada cambio de gobierno implicara un cambio constitucional. (&hellipGui?o

 

La Constitución que ahora cumple su treinta aniversario y con la que ya han gobernado nuestro País tres formaciones diferentes: la extinguida UCD (Unión de Centro Democrático), que presidiera D. Adolfo Suárez, el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), con D. Felipe González y actualmente con D. José Luis Rodríguez Zapatero, y entre ambos periodos el gobierno del PP (Partido Popular) con D. José María Aznar, demuestra que fue hecha para los españoles, no por y para una formación política determinada, en cuyo caso habría corrido la misma suerte que las anteriores, porque la ley no puede ser excluyente, sino integradora (&hellipGui?o

 

            El seis de diciembre de dos mil ocho se cumplen esos treinta años, que como decíamos al comienzo han visto llegar y marcharse a muchas personas, pero aún quedamos otros muchos que nos tocó vivir la época anterior y a pesar de que a partir de 1961/62, con la denominada “Democracia Orgánica”, comienza a producirse una cierta relajación del régimen, la indefensión ante la Ley seguía siendo patente, porque eso es algo que sólo puede garantizar un sistema democrático y una Constitución que nos hace iguales y libres ante la ley, con el derecho a la presunción hasta que no haya un dictamen judicial.

Por eso, los que hemos vivido las dos épocas, estamos en la obligación de hacer ver a las nuevas generaciones que la Constitución no es una propiedad privada que no se nos puede quitar, hay que ser conscientes de que podemos perderla y qué mejor que celebrar que la tenemos, recordarla cada año y que desde la más tierna infancia vayan conociéndola, porque  la mejor forma de asegurarnos su duración será mostrar siempre la firme decisión de defenderla.  

 

            Nos atraen todos sus capítulos porque reflejan la seriedad, la profunda convicción democrática con que fueron elaborados todos y cada uno de ellos, pero sin duda que el Título I, “De los derechos y deberes fundamentales” y el Título VIII, “De la organización territorial del Estado”, quizás por ser los que más de cerca afectan al ciudadano, independientemente de que resulta interesante la lectura de la Constitución, son los que deberíamos tener siempre presentes, porque es importante conocer nuestros derechos y exigirlos cuando nos sean mancillados, pero también conocer nuestros deberes, conocerlos y cumplirlos, porque no estamos solos, porque formamos parte de una comunidad mucho más extensa y global, por eso cuando dejamos de cumplir nuestros deberes o nos apropiamos de libertades que no nos corresponden, estamos perjudicando a otras personas, les estamos restando libertad. También es importante saber que formamos parte de una Comunidad  Autónoma, con unas señas de identidad propias dentro de la rica pluralidad de nuestro País, unas señas que nunca deben ser excluyentes de las demás y de eso los andaluces sabemos mucho, no en vano nuestra tierra siempre se ha mostrado acogedora y receptora de las culturas que nos han visitado a lo largo de la historia. Eso que hoy llamamos interculturalidad, Andalucía lo lleva practicando desde los griegos, los fenicios o los romanos. Y cuando media España apoyaba el absolutismo monárquico de Carlos X (Guerras Carlistas), Andalucía luchaba por el liberalismo y la implantación de un régimen constitucional.   

 

            Y qué mejor celebración podemos hacer en el Día de la Constitución  que conocerla y cumplirla. Adelante pues, si aún no lo has hecho, el treinta aniversario también es un momento día para iniciar su lectura.

 

EL DEPARTAMENTO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA

                    IES “CIUDAD DE DALÍAS”
(Adaptación del texto preparado por este Departamento para la edición impresa del número 33 de "Daliito", de inminente presentación)


Publicado por daliito @ 8:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios