Mi?rcoles, 18 de abril de 2007
Un coro de mu?ecas,
cart?n amable para unos labios m?os,
cart?n de luna o tierra acariciada,
mu?ecas como liras
a un viento acero que no, apenas si las toca.
Muchachas con un pecho
donde ?litros de bronce,
diente fortuito o sed bajo lo oscuro,
muerde -escarabajo fino,
lentitud goteada por una piel sede?a.
Un coro de mu?ecas
cantando con los codos,
midiendo dulcemente los extremos,
sentado sobre un ni?o;
boca, humedad lasciva, casi p?lvora,
carne rota en pedazos como herrumbre.
Boca, boca de fango,
amor, flor detenida, viva, abierta,
boca, boca, nen?far,
sangre amarilla o casta por los aires.
Muchachas, delantales,
carne, madera o liquen,
musgo fr?o del vientre sosegado
respirando ese beso ambiguo o verde.
Mar, mar dolorido o c?rdeno,
flanco de virgen, duda inanimada.
Gigantes de placer que sin cabeza
soles radiantes sienten sobre el hombro

Vicente Aleixandre
Publicado por daliito @ 8:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios